"Siempre es un alivio que mis personajes puedan darse el lujo de enloquecer por mí"
(Javier Miranda-Luque)
(VAN GOGH INTERVENIDO ES UNA IMAGEN DE KNIGHT POTTER)
"Debemos reconsiderarlo todo. El tedio opera prodigios" (Cioran)
Esta cibernovela se encuentra participando en 2008 CULTURAS, peculiar net-convocatoria plurimediática, auspiciada por el Ministerio de Cultura de España. Se trata de una vasta exposición virtual a la que se puede acceder pulsando AQUÍ. ©MALDITA WEB es la pieza número 741.

miércoles, 31 de octubre de 2007

CAPÍTULO 15

Rosa

“Una rosa es una rosa es una rosa es una rosa”
(Gertrude Stein)

Rosa desplaza con esfuerzo los doscientos dieciséis kilogramos que le impiden abandonar su apartamento. Espera, desde hace años, la intervención quirúrgica que extirpará el cuarenta por ciento de su estómago. La seguridad social engrosa una lista de miles de casos similares en la península ibérica.

4 comentarios:

friney dijo...

he quedado con ganas de seguir leyendo tu cibernovela y espero que muy pronto publiques otra.

Karina dijo...

Una delicia!

Karina dijo...

Javier

Acabo de leer Golpes de Piano y lo disfruté muchísimo (sobre todo las referencias gastronómicas).

Agonicé con Concierto para fusil solo. Viví toda mi vida en el edificio Troya de la calle Codazzi. Estudié bachillerato en el liceo Leopoldo Aguerrevere y mi papá se echaba palos en el bar América.

©Javier Miranda-Luque dijo...

Friney: resulta auspicioso que te hayas "quedado con ganas de seguir leyendo". Te agradezco sinceramente el comentario. Como lector que soy —además de autor— prefiero los finales abiertos que proporcionen libertad para matizar a nivel de la imaginación individual.

Karina: me halagan tus comentarios sobre mis textos. Por lo que me cuentas, hemos sido vecinos chaguaramescos (en esta bendita urbanización depauperada hasta de chaguaramos que ahora son meramente nominales). Por cierto, el añejo edificito donde estaba el bar América (antro cervecero ucevista por excelencia) ahora es un cráter mayúsculo donde las evidencias amenazan levantar alguna construcción ominosa que acentúe la densidad poblacional.

©MALDITA WEB

Internet se ha convertido en la vanguardia más salvaje de interacción humana. Y es que el ciberespacio genera una nueva forma de estar juntos, burlando todas las fronteras de sexo, edad, profesión y ubicación geográfica. ¿Ficción, autoengaño, juego de roles, suplantación de personalidad? En su propia modalidad, la red entreteje su maraña en torno a la soledad y pasiones del individuo seducido por una tecnología que se instaló entre nosotros para quedarse. Con su cuerpo de múltiples opciones, personalizadas según las preferencias de cada usuario, ©MALDITA WEB prodiga placer digital, orgiástico, anónimo e instantáneo. “¿Dios existe en red?”, se pregunta uno de los personajes de esta cibernovela que se asoma con impudicia a los e-mails y salones de chateo, desnudando a los internautas. No en vano, la web es el escenario donde se viene escribiendo este jardín de las delicias obscenamente contemporáneo.